viernes, 13 de octubre de 2017

MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS de Lauren Fern Watt

Buenos días, buenas tardes, buenas noches amantes de la lectura.

En esta ocasión traigo al blog un libro que hará las delicias de los amantes de los animales y acentuará aún más las emociones de los lectores sensibles. 


Título: Más allá de las palabras.
Autora: Lauren Fern Watt.
Páginas: 284.
Editorial: Plaza & Janés.

La protagonista de esta historia es Gizelle, una perra de raza mastín enorme, la cual llegó a alcanzar los setenta kilos. Las aventuras y desventuras de esta adorable perrita, nos las cuenta Lauren, su dueña y autora de este libro.

Lo que se nos narra son una vivencias basadas en hechos reales y aunque no sea propiamente un diario este libro, podríamos calificarlo como tal e incluso de biográfico. Para su redacción la autora consultó diferentes diarios, asimismo habló con amigos y familiares. 

Los hechos que se nos cuentan transcurren a los largo de siete años y empiezan cuando Lauren y Gizelle se mudan a un apartamento a Nueva York ya que Lauren va a empezar en la universidad. A lo largo de las páginas vemos la importancia de una mascota, un ser que llega a ser como alguien de nuestra familia, que se puede volver nuestro mejor amigo. Es impresionante todo lo que nos puede llegar a dar y a aportar un animal, siendo más fiel y amoroso que la mayoría de los humanos. 

Nuestras dos amigas viven felices hasta que llega un momento en el cual Gizelle enferma, le descubren, a pesar de que a Lauren no le gusta la palabra descubrir, un osteosarcoma, que es un cáncer primario que afecta a sus huesos. Es una situación muy triste, aunque si vemos el lado positivo de ello, Lauren no tiene que darle un adiós rotundo y sin preverlo a su eterna compañera, tiene la oportunidad de ser disfrutar conscientemente de los últimos momentos de su querida perra y así poder planearlos con ella. Esto lleva a redactar a Lauren una lista de aventuras que vivir juntas y es de lo que trata el último tercio de esta obra. 

NIVEL LECTOR

Un libro lleno de sentimientos y ternura. Una lectura muy cercana y apropiada para cualquiera que se interese por esta inolvidable historia. Aunque como advertencia os diré, que es mejor acercarse a esta lectura si no estamos en días especialmente sensibles.

SINOPSIS (Nivel lector)

La divertida y conmovedora aventura de una mastín descomunal y la chica que se convirtió en su mejor amiga.

Tanto en los buenos como en los malos momentos de la vida, Gizelle, una preciosa mastín inglesa, fue la fiel compañera de Lauren. Con ella compartió desengaños amorosos, altibajos familiares, las tensiones del primer trabajo y todas las aventuras y emociones de la vida en una gran ciudad. Gizelle no era solo un animal enorme que ocupaba que ocupaba la acera ella sola, sino también una compañera de piso, una confidente fiel y la mejor cómplice que se podía desear. Cuando Gizelle enfermó y Lauren se dio cuenta de que quizá pronto tendría que separarse de su mejor amiga, decidió elaborar una lista muy especial de últimos deseos que les permitiera convertir el tiempo que les quedaba juntas en una experiencia inolvidable.

Esta tierna y enriquecedora historia es un testimonio sobre la valiosa lecciones que nos enseñan esos animales únicos con los que compartimos nuestra vida: aprecia los pequeños placeres, ama incondicionalmente y conviértete en la persona que quieres ser de verdad. Porque hay relaciones que van mucho más allá de las palabras. 

4 comentarios:

  1. ¡Awh!
    ¡Qué amor de portada! ❤
    Morí de ternura con tu reseña, definitivamente debo leerlo, me gusta el aspecto que está semibasado en la realidad.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. A pesar de tus buenas impresiones, no me llama demasiado y con todo lo que tengo pendiente, sumar uno más... creo que lo dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Suena muy bonito, es raro encontrarte un libro sobre el amor a los animales y menos aun protagonizado por una mujer.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Holaaaa
    Ufff no se si estoy lista para leer un libro así, no porque no me gusten los animales, tengo cuatro perros y no sé si podría afrontar, en estos momentos empatizar y pensar que pierdo a mis ojitos.
    Gracias por la entrada

    ResponderEliminar