lunes, 10 de abril de 2017

DEMONIOS DEL NORTE. LAS EXPEDICIONES VIKINGAS

Buenos días, buenas tardes, buenas noches amantes de los libros.

Hoy analizamos en el blog una obra de la colección Clio, crónicas de la historia, dedicada concretamente a uno de los pueblos nórdicos más importantes de la Historia Universal. 



Título: Demonios del norte. Las expediciones vikingas
Autores: Carlos Canales y Miguel del Rey
Páginas: 256
Editorial: Edaf

La Época o Era Vikinga duró desde el año 800 al 1170, más de tres siglo y medio, un largo período en el que Escandinavia ejerció una mezcla de influencia y miedo en diversos lugares del mundo conocido. A lo largo del siglo IX, las pequeñas monarquías en que estaban divididas las lejanas y frías tierras del norte quedaron unificadas en tres reinos: Suecia, Noruega y Dinamarca. Fue un tiempo de conquistas, saqueos, migraciones y colonización, aunque también un período clave para Europa en el que surgieron las primeras grandes ciudades que conocemos como tales y en el que se desarrollaron extensas redes comerciales y numerosas vías de comunicación, marítimas, terrestres y fluviales. 

A lo largo de las páginas de este libro se analizan rigurosamente numerosos aspectos de una de las civilizaciones más fascinantes que podemos encontrar en la Historia de la humanidad. Se nos habla de la mitología nórdica, de sus leyendas, de sus creencias, de su agricultura, de sus formas militares, sus armas, sus embarcaciones, sus viajes y conquistas, o de la escritura rúnica. Resaltaría el gran número de imágenes que apoyan lo que se nos está contando, fotografías de sus objetos como los hermosos escudos vikingos, piezas de ajedrez o un idolillo nórdico, los detallados mapas y sobre todo las pinturas de los siglos XIX y XX que narran diferentes episodios de la Historia Vikinga. 

Cuando uno empieza a interesarse por los vikingos y su cultura, sin duda, lo primero que piensa es en crueles guerreros de larga barba, sedientos de sangre, cerveza e hidromiel, armados con enormes hachas y con pintorescos cascos rematados en cuernos, sin embargo, puede sorprendernos lo poco que sabemos de una civilización que durante más de dos siglos se extendió por Europa y buena parte de Asia. Desgraciadamente la imaginería popular de todo el mundo está plagada de estereotipos ridículos, y este caso no es ninguna excepción. 

NIVEL LECTOR

Se trata de una obra que debemos de leer con atención, ya que se nos aportan inmensos datos, aunque resultará amena y será deliciosa para cualquier amante de la Historia o apasionado de la Cultura Nórdica. 

SINOPSIS (Contraportada)

Si partimos de que el término drakar lo inventó en el año 1843, en plena marea romántica, el francés Auguste Jal, o que los cascos vikingos jamás llevaron cuernos, puede sorprendernos lo poco que sabemos de las características culturales, religiosas y militares de una civilización rodeada de tremendas inexactitudes debido al furor nacionalista germano y escandinavo de los siglos XIX y XX y a las licencias históricas que se toma sin ninguna vergüenza la industria del espectáculo. 

Los vikingos tampoco eran un grupo ligado por lazos de ascendencia, patriotismo o especiales sentimientos de hermandad. La mayoría provenían de las áreas que actualmente ocupan Dinamarca, Noruega y Suecia, pero también los había eslavos, fineses, estonios e incluso samis (lapones). El único perfil común que los hacia diferentes de los pueblos a los que se enfrentaban era que venían de un país desconocido, no estaban "civilizados" tal y como cada una de las distintas sociedades entendía por entonces ese término y, lo más importante, que no eran cristianos.

A pesar de ello, en las Islas Británicas dejaron una huella honda y perdurable. En Francia, el rey, descendiente del mismísimo Carlomagno, tuvo que cederles tierras. En Italia fundaron el reino normando de Sicilia. En España influyeron con sus incursiones en el Califato de Córdoba y en el Imperio bizantino organizaron las bases de la actual Rusia. No cabe duda de que algo debe a su influencia el patrimonio cultural de esa casa común que hoy llamamos Civilización Occidental. 

3 comentarios:

  1. Hola!! A pesar de que no es un genero que me atraiga y suela leer, he disfrutado mucho con la reseña, de hecho me atrae la idea de leerlo ya que siempre me ha fascinado la mitología nórdica, por ello lo anoto en mi lista.
    Gracias por reseñarlo.
    Nos leemos, saludos =)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me apetece descubrir algo más sobre está cultura, creo que es una buena elección :)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola. Tiene muy buena pinta. Me lo apunto. Gracias por la sugerencia.

    ResponderEliminar